DOF

RODNAE Productions/Pexels

DIÓXIDO DE TITANIO – PROHIBICIÓN 2022

El 8/10/21 la Comisión Europea a aprobado la prohibición del uso de Dióxido de Titanio (E171) a partir del 2022.

El Dióxido de Titanio es usado como colorante en una gran cantidad de productos, como por ejemplo, chicles, pasteles, suplementos alimentarios, sopas o caldos. Está autorizado como aditivo alimentario en la UE con arreglo al anexo II del Reglamento (CE) 1333/2008.  

Stella  Kyriakides , a cargo de Salud y Seguridad Alimentaria,  dijo:  “La seguridad de nuestros alimentos y la salud de nuestros consumidores no es negociable. Hoy, actuamos de manera decisiva con nuestros Estados miembros, basándonos en una ciencia sólida, para eliminar el riesgo de una sustancia química utilizada en los alimentos .»

La propuesta de la Comisión se basa en un dictamen científico de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, que  concluyó que el E171 ya no podría considerarse seguro cuando se utiliza como aditivo alimentario, en particular debido al hecho de que no se pueden descartar las preocupaciones sobre la genotoxicidad. A menos que el Consejo o el Parlamento Europeo adopten una objeción antes de fin de año, el texto entrará en vigor a principios de 2022. Esto dará inicio a un período de eliminación gradual de seis meses después del cual se aplicará una prohibición total. en productos alimenticios. ¹

¿Qué es lo que dice el dictamen científico de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria sobre el Dióxido de Titanio?

El uso como aditivo alimentario de E171 ya no se considera seguro.

El profesor Maged Younes, presidente de la Comisión Técnica de Aditivos y Aromas Alimentarios (FAF) de la EFSA, ha declarado: «Teniendo en cuenta todos los estudios y datos científicos disponibles, la Comisión Técnica concluyó que el dióxido de titanio ya no puede considerarse seguro como aditivo alimentario. Un elemento fundamental para llegar a esta conclusión es que no se podía descartar la genotoxicidad tras el consumo de partículas de dióxido de titanio. Tras su ingestión, la absorción de partículas de dióxido de titanio es baja, pero pueden acumularse en el organismo». 

La evaluación se llevó a cabo siguiendo una metodología rigurosa y teniendo en cuenta los miles de estudios disponibles que se han publicado desde la evaluación anterior de la EFSA en 2016, que recogen nuevos datos y pruebas científicas sobre las nanopartículas. 

¿Cómo se llevo a cabo el proceso de reevaluación?

La seguridad del aditivo alimentario E171 fue reevaluada por la Comisión Técnica ANS de la EFSA en 2016 en el marco del Reglamento (UE) 257/2010, como parte del programa de reevaluación de los aditivos alimentarios autorizados en la UE antes del 20 de enero de 2009.  

En su dictamen de 2016, la Comisión Técnica ANS recomendó la realización de nuevos estudios para cubrir la carencia de datos acerca de los posibles efectos en el sistema reproductor, lo que podría permitirles establecer una ingesta diaria admisible (IDA). También se puso de manifiesto la incertidumbre en torno a la caracterización del material utilizado como aditivo alimentario (E171), en particular con respecto al tamaño de las partículas y la distribución del tamaño de las partículas del dióxido de titanio utilizado como E171.

En 2019, la EFSA había publicado una declaración sobre la revisión del riesgo relacionado con la exposición al aditivo alimentario dióxido de titanio (E171) realizada por la Agencia Francesa para la Seguridad Alimentaria, el Medio Ambiente y la Salud Laboral (Anses). En su declaración, la EFSA había destacado que el dictamen de la Anses reiteraba las incertidumbres y las lagunas de datos previamente identificadas por la EFSA y no presentaba resultados que invalidaran las conclusiones anteriores de la Autoridad sobre la seguridad del dióxido de titanio.

Ese mismo año (2019), la Autoridad de Seguridad de los Alimentos y los Productos de Consumo de los Países Bajos (NVWA) también emitió un dictamen sobre los posibles efectos en la salud del aditivo alimentario dióxido de titanio, en el que se destacaba la importancia de examinar los efectos inmunotoxicológicos, además de los posibles efectos reprotoxicológicos. ²

Si quieres leer en detalle acerca de la evaluación de seguridad del Dióxido de Titanio (E171) como aditivo alimentario, dejo el siguiente link

¹ – https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/en/mex_21_5165

² – https://www.efsa.europa.eu/es/news/titanium-dioxide-e171-no-longer-considered-safe-when-used-food-additive

LO ÚLTIMO

ALERTAS ALIMENTARIAS – AESAN

¿Sabías que la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) dispone de un sistema coordinado de alertas alimentarias?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest