Mali Maeder/Pexels

CEBOLLA

¿Por qué nos hace llorar?

Las cebollas contienen una molécula que es inodora, la trans-(+)- s-(1-propenil)-l-cisteina sulfóxido. Al cortarla se producen roturas celulares que permiten que una enzima, llamada alinasa, reaccione con esta última molécula, produciendo, piruvato, amoniaco y un gas llamado sulfóxido de tiopropanal. Dicho gas, que se disipa en el aire, es el culpable de hacernos llorar.

Cuando alcanza los ojos, reacciona con el medio acuoso de los mismos, para formar una disolución poco concentrada de ácido sulfúrico

Este ácido provoca la irritación de las terminaciones nerviosas de los ojos, provocando escozor. Nuestro cuerpo responde a este estímulo, haciendo que las glándulas lagrimales producen lágrimas con el fin de diluir al ácido sulfúrico y eliminar este efecto. Es decir, cuantas más lágrimas generemos, menor concentración de ácido existirá en nuestros ojos.

Recomendaciones

  • Usar un cuchillo bien filoso, ya que se haciendo un corte preciso se desgarran menos capas de cebolla.
  • Cortarla bajo agua fría. Los compuestos volátiles sulfurados se liberarán, pero reaccionarán con el agua en lugar de alcanzar tus ojos.
  • Cortarlas frías. No, no deben almacenarse refrigeradas, pero se pueden colocar, previo a su uso, durante 15 min. en freezer o 1 hora en heladera. Así el frío ralentizará la reacción que da lugar a esos compuestos sulfurados volátiles.
  • Untar el filo del cuchillo con un poco de vinagre. El ácido acético reacciona con el sulfóxido de tiopropanal, neutralizándolo. 

LO ÚLTIMO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest